Septiembre es un mes muy esperado por la mayoría de los chilenos. Comienza a mejorar el clima y, lo más importante, despierta la efervescencia dieciochera en torno a nuestras fiestas patrias. Este año serán 5 días (y para algunos más) de descanso, celebración y también de abundantes preparaciones culinarias típicas chilenas, muchas de las cuales son altamente calóricas (ver imagen). Esta combinación de feriados, celebración y comida facilita que alteremos nuestra alimentación y subamos de peso. Entonces, ¿cómo evitamos un incremento del peso corporal durante estas fiestas patrias?

Muchos piensan que la solución es no comer nada. Pero ese propósito es francamente imposible cuando el festejo de fiestas patrias está en pleno desarrollo y más aún si lo que hay en nuestro entorno social son asados, empanadas y choripanes. Por eso, el primer consejo es no imponerse una dieta al margen de lo que comerá la familia y los amigos durante el próximo feriado largo.

En segundo lugar, resulta clave no dejar de lado nuestra rutina alimentaria habitual, y hacer todo por mantenerla durante las fechas de celebración, sin excepción. En esta línea, aquí te dejamos algunas recomendaciones que de segura te resultarán de utilidad:

  • Respeta lo más posible tus horarios alimentarios habituales, y no te saltes las comidas principales ni sus colaciones (si es que las consumes).
  • Comienza el día con un buen desayuno saludable para evitar llegar con tanta hambre a la hora del almuerzo.
  • Si notas que tendrás más de 4 horas de ayuno entre tus comidas principales, incorpora una colación saludable como lácteo descremado (o semi), fruta, frutos secos, snack de verdura, huevo duro, etc. Lo ideal es consumirla unas dos horas antes del asado o la comida principal. Como ya se mencionó, esto te permitirá enfrentar esta comida principal sin tanta hambre y así elegir tranquila y razonablemente tus opciones y porciones.
  • Cuando estés en tu comida principal, has el trabajo de comer lentamente. De esta forma ingerirás menos calorías, ya que tu sistema digestivo tendrá el tiempo suficiente para poder distinguir si ya te encuentras satisfecho o es sólo apetito (deseo de comer por placer, no por necesidad fisiológica).
  • No se te olvide comenzar por la ensalada, pues generarás mayor sensación de plenitud. Recuerda que las ensaladas son altamente saludables porque su digestión es más lenta y con pocas calorías.
  • Controla tus porciones, y si ya las estas manejando, respétalas al momento de armar tu plato de comida.
  • No utilices platos tan grandes. Los platos grandes generan el impulso inconsciente de llenarlos con mayor cantidad de comida para compensar toda la superficie que cubren.
  • Acompaña tus comidas bebiendo de preferencia agua, o bien jugos o bebidas diet o ligth.
  • Modera el consumo de alcohol, pues tiene un alto contenido calórico. Una copa de vino o espumante son buenas alternativas. 
  • Si tienes deseos de consumir un rico postre, ¡no no te quedes con las ganas! Simplemente modera la cantidad. Hay cientos de calorías de diferencia entre una rebanada grande y una pequeña.
  • No olvides mantener tu rutina habitual de actividad física

El objetivo es celebrar, descansar y disfrutar, pero sin afectar tu salud ni tu proceso de pérdida o mantención de peso.

¡Imaprob te desea unas felices fiestas patrias!